Porque queremos mantenerte informado en este nuevo comienzo. Revisa aquí todo sobre los procedimientos concursales activos.
  • Te ayudamos
    Dejanos tus datos para ponernos en contacto contigo

Reset Chile logra Acuerdo de Reorganización de Plásticos Mendoza

Reset Chile logra Acuerdo de Reorganización de Plásticos Mendoza

DIARIO FINANCIERO, JUEVES 07 DE FEBRERO DE 2019.

Principal productor de bolsas plásticas se salva de la quiebra ante nueva ley 

Sin embargo, desde la industrial aseguran que su principal competidor y siete empresas más cerrados sus puertas. En tanto que otras tres están en riesgo.

El domingo pasado se concretó el peor escenario para las empresas que fabrican las bolsas plásticas del tipo camiseta: comenzó a regir la prohibición total al comercial de entregarlas a sus clientes.

Si bien hay otros tipos de productos al cual se pueden enfocar, las máquinas utilizadas para la elaboración de las ahora prohibidas bolsas en supermercados son prácticamente imposibles de reconvertir  a otros fines.

En medio de la tormenta perfecta, Plásticos Mendoza, la principal firma en el rubro con 47% del mercado, logró resistir, ya que se sometió a un proceso de reorganización que – luego de un acuerdo con acreedores – permitirá que siga con 50% de sus operaciones

Marcelo Matus, socio directos de Integral Chile, firma que atendió la crisis, explica que la empresa – ligada a Fernando Mendoza y Claudio Morales – se adelantó al evento, invirtiendo en nuevas tecnologías para fortalecer sus otros negocios. Ello fue clave para ahora tener la confianza de los acreedores.

“Compraron maquinaria y equipamiento de punta” para producir envases plásticos para productos de alto consumo, como papel higiénico o toalla nova, en que comúnmente se imprime la etiqueta. La inversión fue de US$ 2,5 millones.

Así también, continuará con la elaboración de bolsas contenedoras que siguen presentes en el retail, y en Perú, continuarán vendiendo bolsas camiseta.

La empresa emplea actualmente a 90 personas, de las 120 que tenía su planta en San Bernardo hace un año. La idea es mantener ese personal, no obstante que la maquinaria ociosa se liquidará.

Un año de gracia, y diez años para pagar, fue el acuerdo que alcanzó con acreedores. Un tiempo que consideraron suficiente para hacer una cirugía mayor en sus operaciones.

El total de la deuda asciende a US$11.000 millones. Sus principales acreedores son tres instituciones financieras y proveedores extranjeros. Una vez rentable la empresa, existe la duda sobre si sus socios decidirán vender el negocio.

Esta es la primera empresa ligada al rubro que se acoge a la nueva ley de quiebras para salir a flote. 

Un efecto dominó

Una excepción a la regla fue el caso de Plásticos Mendoza respecto al resto de las empresas con las que competía en la producción de bolsas camiseta. Entendidos aseguran que las quiebras sucedieron una tras otra de cara a la prohibición, que según advierten actores, se puso en marcha con un plazo demasiado acotado como para lograr dar un giro a su negocio y sobrevivir.

Inapol, principal contendor de Plásticos Mendoza, que prestaba servicios a gigantes de la industria supermercadista como Jumbo, Walmart, Tottus y Unimarc, ya cerró sus puertas.

A esta lista negra se suman otras firmas de menos peso como Ormaflex – que solicitó ante el 22 Juzgado Civil De Santiago su liquidación -, Plásticos Lo Pinto, Plásticos Morales, Trayendo, H Y M, Ormaplas y Corpin.

En tanto, las empresas que se encuentran en una situación delicada están Plásticos Bilbao, Daniel Blanco y Somaplas. Cuando se anunció la iniciativa contra las bolsas plásticas, desde la industria se calcularon 3.000 empleos que se perderían como resultado de la iniciativa, a raíz de la quiebra de las principales compañías del rubro.